Spanish  English 

Juanalaiguana

My Account

¿Por qué a los niños les gusta tanto los juegos de ronda?

¡Qué divertidas son las actividades grupales! ¿Recuerdas tus juegos favoritos? Seguramente entre esos juegos te encontrarás con aquellos en los que invitabas a tus amigos a participar o por ejemplo recordarás la felicidad del recreo cuando la maestra los ponía a todos en círculo y comenzaban los juegos con canciones y dinámicas grupales.

Estas actividades tan populares, sobre todo en el preescolar, son una gran oportunidad de aprendizaje en diferentes ámbitos:

Cantar en ronda nos permite explorar nuestra corporalidad

Las dinámicas de grupos que cuentan con canciones y bailes permiten que los niños reconozcan las capacidades de su cuerpo. A través del juego, los pequeños van adquiriendo y entrenando sus habilidades motoras, conocen sobre el espacio que los rodea y exploran la capacidad expresiva de su propio cuerpo. Incluso alguno de estos juegos favorecen el entrenamiento de la inteligencia emocional cuando incorporan la expresión física de una determinada emoción.

Cuando jugamos en ronda también interactuamos en equipo

Estos juegos entusiasman mucho a los más pequeños porque representan para ellos la oportunidad de compartir con los otros, que pueden ser sus amigos o pueden ser sus familiares, y en cualquiera de los casos es un momento muy significativo porque en los juegos grupales que hacemos en círculo o ronda todos tenemos la oportunidad de asumir el liderazgo y demostrar nuestras destrezas, además podemos aprender de lo que los demás hacen. Así este tipo de juegos se convierten en actividades sociales donde los niños comienzan a reconocerse como parte de una comunidad y experimentan sus habilidades para relacionarse y lograr objetivos comunes.

Las rondas son fabulosas porque compartimos la buena energía colectiva

Más allá de los aprendizajes cognitivos, estos espacios grupales nos permiten conectarnos con algo más importante que nosotros mismos. De alguna manera los juegos en ronda también son una oportunidad para trabajar en valores trascendentales: ayudar a los otros, hacer algo por los demás, poner nuestro talento al servicio de una comunidad. ¿No es fabuloso que todo esto lo podamos aprender en un juego de ronda? Bien sea en casa o en el colegio, los adultos que dirigen este tipo de actividades pueden crear espacios de conversación al finalizar y explorar un poco sobre cómo se sintieron los pequeños cuando su aporte sirvió para ayudar a los otros y lograr una gran meta colectiva.

Este es un gran momento para hacer un juego de ronda.
¡Cantemos juntos A la rueda rueda!

 

Y suscríbete al canal de YouTube para que no te pierdas todas las sorpresas que vienen.


 

Leave a comment

Boletín de Juana

Hola suscríbete a mi boletín para recibir tips e información de interés que te ayudará en la formación de tu hijo. Algunas veces envío regalos para que recibas algo de mi magia.