Spanish  English 

Juanalaiguana

My Account

Aprender jugando

Aprender Jugando

Cuando los niños juegan libremente su mente se abre. Mira estas 5 formas de aprender jugando y ponte a jugar con tus hijos en casa:

Ejercitar la imaginación: el juego es una forma de poner a funcionar nuestra mente, pensamos en soluciones y empezamos a ver las diferentes perspectivas de las situaciones que creamos. Cuando los niños juegan le dan rienda suelta a la imaginación y esta es una ventana a su mundo interior: sus emociones, sus pensamientos, sus ideas más geniales, todo ocurre en ese momento.

Una buena idea para los adultos: jugar con tus hijos es un gran ejercicio de imaginación no solo para ellos, sino también para ti, esta es una buena forma de entrenar tu cerebro y mantenerlo joven. Cuando juegues, deja de ser adulto y sigue las instrucciones que tus hijos te dan. ¡Diviértete! 

Tomar decisiones propias: cada vez que los niños juegan se ven en la necesidad de decidir si van a mover el carro hacia la derecha o hacia la izquierda, si la muñeca va a tomar el té o saldrá de paseo con sus amigas y aunque esto para los adultos resulte una cosa mínima la verdad es que desde la perspectiva de los niños se trata de tomar GRANDES decisiones. Cuando tomamos decisiones también nos hacemos responsables de nuestro futuro y de las consecuencias de eso que decidimos, así que cuando los niños juegan empiezan a entrar en contacto con el peso de sus decisiones.

Una buena idea para los adultos:si tus pequeños no te piden consejos entonces no interfieras en las decisiones que toman en sus juegos, déjalos que ellos mismos exploren y vean hasta dónde son capaces de llegar.

Socializar con sus iguales: en el parque, en el playground o en el preescolar los niños están rodeados de pequeñas personas como ellos. Cuando juegan juntos empiezan a aprender a socializar. Comienza ese maravilloso proceso en el que se conocen los unos a los otros, se aprende qué se puede compartir y qué no, comienzan a poner sus límites y aprenden sobre cómo respetar a los otros y cómo respetarse a sí mismos.

Una buena idea para los adultos:si no hace falta la intervención de un adulto entonces lo mejor es dejar que los niños resuelvan por sí mismos sus propios asuntos.

Conocen del mundo que los rodea: jugar es la oportunidad perfecta para aprender sobre cualquier área del conocimiento. Cuando, como adultos, somos capaces de unir un tema específico con un juego y hacemos que los niños den rienda suelta a la imaginación, podemos lograr que ellos adquieran estos conocimientos.

Una buena idea para los adultos: no hace falta pensar en ideas muy elaboradas, juegos como "veo veo" son muy útiles para enseñar vocabulario básico.

Se sienten capaces: cuando los niños son autónomos en su juego descubren sus propias capacidades. Bien sea porque pueden deslizarse largas distancias, pueden balancearse solos en el columpio o son capaces de introducir y sacar objetos de una caja o ranura, todo esto es el reflejo de lo que los niños pueden superar en cada mínima acción.

Una buena idea para los adultos: a veces las personas más grandes tienen ciertos temores, pero si hay un espacio seguro para los niños lo ideal es que los adultos presten su ayuda para asistirlos y apoyarlos, mientras menos restrictivos sean los cuidadores mayor será la capacidad de exploración de los niños.

 

Aprende jugando con la nueva aplicación de Juana la Iguana

Juana la Iguana en La Playa

Leave a comment

Boletín de Juana

Hola suscríbete a mi boletín para recibir tips e información de interés que te ayudará en la formación de tu hijo. Algunas veces envío regalos para que recibas algo de mi magia.